sábado, 25 de enero de 2014

Costillas cocinadas al vacio

Desde que me han echado los Reyes la máquina de envasar al vacio,me han entrado ganas de probar la cocina al vacio,ya que he oido mucho hablar de esa manera de cocinar los alimentos.
He empezado por unas costillas de cerdo y el resultado ha sido buenísimo,me han encantado,muy jugosas y con un sabor del aliño extraordinario.
Os aconsejo que probeis porque están muy ricas,lo único que tardan tiempo,hay que armarse de paciencia.

Ingredientes:
Costillas de cerdo
Ajo
Perejil
Pimienta y sal
Aceite
Hacen falta bolsas de envasar al vacio,que aguanten la temperatura,aunque en este caso no ha pasado de 65º.
Se aliñan bien las costillas con estos ingredientes o con los que os gusten,se envasan al vacio y ya quedan dispuestas para cuándo querais cocinarlas,yo las tuve tres días en la nevera.
Como no tengo ningún aparato de cocer al vacio,me he valido de la placa de inducción y de una cazuela de acero inoxidable  y un termómetro.
He metido las dos bolsas de costillas en agua y vigilando con el termómetro que no pase de 65º,las he tenido por 18 horas,sin pasar en ningún momento esa temperatura,comprendo que asusta el tiempo que tardan,pero se mantienen en el 1 de la vitro con lo cuál el gasto es mínimo y el resultado merece la pena.
 Después de sacarlas de la bolsa ,se les dá un pequeño toque de horno para tostar un poco.
Espero os animeis a probarlas,ya os iré poniendo más experimentos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada