domingo, 4 de diciembre de 2011

Viaje corto a Bilbao y Castro Urdiales






Bueno,esta semana hemos hecho un pequeño viaje de fin de semana a Bilbao,ciudad que no conocía apenas,sólo de pasar de paso.La sensación que hemos traido mi marido y yo ha sido muy buena,y lo que más nos ha asombrado es la marcha que tiene esta ciudad,como nos hemos alojado en un hostal del Casco histórico,la marcha de gente era continua de día y de noche,las calles llenas y los bares a tope,a la hora de comer y de cenar,los pinchos muy buenos todos,los precios desde luego no son baratos,la comida y la cena han estado muy bien,la cena la hicimos de tapeo de bar en bar,había unos pinchos muy originales,pero dónde estuvo muy bien fué en un mesón no recuerdo el nombre,que se cogía el número como en las tiendas de lo lleno que estaba y todo era a base de ibéricos,nos comimos un jamoncito de bellota y un lomo con pan con tomate que estaban buenísimos,mereció la pena esperar.Luego también tomamos una copita despues de cenar en una bonita cafetería La Goleta,con ambiente musical tranquilo.
Hoy por la mañana visita obligada en esta ciudad al Guggenheim,Para quien quiera saberlo,precio de la entrada 11€ por persona.La visita es muy cómoda en este museo y con la misma entrade te facilitan un apartejo dónde puedes consultar la historia de cuadros y esculturas.
Lo que más me ha gustado es el museo en sí,por fuera y por dentro,el interior es muy diáfano, se pueden distinguir tres plantas.En cuánto a la obra que contiene,siento decir que no soy muy admiradora del arte moderno.Pero la visita merece la pena.
Hemos dejado Bilbao y hemos ido a Castro Urdiales,pueblo que si conociamos y que siempre nos ha gustado mucho.
Tengo que mencionar el restaurante La Goleta,en el centro,dónde hemos comido magnificamente,un diez todo estaba riquísimo.
Os pongo unas fotitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada