martes, 23 de septiembre de 2014

Viaje a la Bretaña (parte última)

Buenos ,aquí ya bajando,acercándonos más a España,parada obligada era Arcachón,para ver la gran duna de Pilat,aquí pasamos los dos últimos días de nuestras vacaciones.
La Gran duna es impresionante,nosotros la visitamos muy pronto sobre las ocho y media de la mañana y al no haber casi nadie,su contemplación era todavía más impresionante,para llegar arriba del todo hay que subir 140 escaleras,pero merece la pena comtemblar esa maravilla desde arriba.
Al día siguiente,hicimos un viaje de tres horas en catamarán,viendo desde el mar la duna de Pilat ,así como el cabo Ferrer y la isla de los pájaros,viaje en el que disfrutamos mucho.
 Visitamos la Teste de Buch,un pueblo muy animado y dónde por la noche nos dimos una cena homenaje en el restaurante del Port,todo riquísimo y a unos precios razonables.

Duna de Pilat
La duna de Pilat (nombre que deriva del vocablo gascón “pilót” que significa montón o pila), también conocida como Pyla, mide más de 105 metros de alta, 500 metros de ancho y 2,7 kilómetros de largo. A 70 kilómetros de Burdeos (Francia) y próxima a la localidad de Arcachon, los franceses consideran a este ecosistema su “desierto”. Es el segundo sitio natural más visitado de Francia, después del Monte de Saint-Michel.
Es un enclave natural que no decepciona a nadie por sus impresionantes vistas y su fantástica extensión de arena, a la que se accede por una empinada rampa de cerca de cien escalones de madera con el apoyo de una soga que sirve de pasamanos.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/vivir-mejor/viajes/article2152838.html#storylink=cpy







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada